Un piso bonito en Barcelona.

El interiorismo de este piso es una mezcla entre buen gusto y dedicación. Cerca de la montaña de Montjuic en Barcelona se encuentra este ático, que desde que el ascensor aterriza dentro del piso comienza un entretenido recorrido.

El proyecto se basó en generar un espacio actual, con piezas de diseño tanto para el mobiliario como los objetos de arte. El área del comedor y la terraza son los protagonistas de este hogar ya que serán donde el dueño y sus amigos pasan la mayor parte del tiempo.

Para optimizar el espacio del comedor , elegimos un clásico del diseño industrial,  la bellísima mesa tulipa con sus sillas, diseñada por el arquitecto Eero Saarinen en 1956, quién eliminó las 4 patas del mobiliario convirtiéndose en un ícono. Además de la estética del mobiliario se trata de un pieza versátil que se adapta a cualquier espacio y tendencia.

Los invito a recorrer este proyecto!!