Marketing Digital

Identificar a nuestro consumidor, saber cómo son y cuáles son sus patrones de consumo. Estudiar sus pautas de comportamiento con la intención de introducir mejoras, reorientar algunos planteamientos, corregir posibles errores, realizar pruebas y estudiar las reacciones de los usuarios, nos ayuda a dar con el enfoque más adecuado y lograr los objetivos planteados. Para desarrollar un plan de marketing resulta imprescindible conocer de la forma más objetiva posible la situación actual de la empresa y para ello, es fundamental contar con con las herramientas que nos brinden información de la forma más precisa y detallada posible. Haciendo énfasis en todos los datos que seamos capaces de recopilar.

UNA ESTRATEGIA DE MARKETING DIGITAL LA TRABAJAMOS SOBRE LOS SIGUIENTES PILARES BASE:

  1. ANÁLISIS: Debe explorarse el mercado, identificar a la competencia y conocer el perfil de los clientes potenciales.
  2. ESTRATEGIA DIGITAL: Con los datos recopilados en el punto anterior podremos definir un plan de acción, con el objetivo de captar a los clientes y lograr posicionamiento en el mercado.
  3. TÁCTICAS: Dependiendo de la empresa revisamos por ejemplo las políticas de precio que se pretenden aplicar, así como también las pautas de promoción y comunicación.
  4. MEDIDAS: Fijamos un calendario en donde se establece las fechas y los tiempos de cada una de las acciones necesarias para llevar a cabo los 3 puntos anteriores.
  5. PRESUPUESTO: Necesitamos fijar un presupuesto que sustente los gastos que se deriven de las acciones descritas. Además, debemos contar con una estimación realista de ingresos en la que apoyarse a medio y largo plazo.

Las redes sociales

El uso de las redes sociales como herramientas de promoción es cada día más importante, a través de ellas se puede llegar a una gran cantidad de audiencia. Tener presencia en las redes sociales le da vida y dinamismo a nuestra empresa, que además de ser positivo en sí mismo, puede traducirse en un flujo constante de visitantes a nuestra empresa.